‘Halt and Catch Fire’: Espejismos

Halt and Catch Fire, la nueva serie de AMC, surge con la necesidad de convertirse en la nueva serie icónica de la cadena lanzando guiños a Rubicon y sintetizando dos tendencias televisivas de los últimos años: la ambientación ochentera y la temática tecnológica.

Halt and Catch Fire irrumpió apelando al espíritu de Rubicon —una de esas series canceladas prematuramente y convertida con el paso del tiempo en obra de culto— con la ayuda de la minuciosa dirección de Juan José Campanella. Fría, opaca, densa, la serie apostaba fuerte por unos personajes enigmáticos con los que era difícil empatizar y por un tono a medio camino entre lo kafkiano y la alucinación. Es precisamente en ese terreno de lo pseudo-onírico donde la serie más ha brillado a lo largo de la temporada. A través de momentos de espejismo, auténticos episodios de trance como los definió Luis Ogando, Halt and Catch Fire ha sabido coquetear con la locura autodestructiva al tiempo que indagaba en la psicología de sus personajes. Por ejemplo, la aventura de Gordon Clark en busca de la última Cabbage Patch Kids —la Muñeca Repollo de toda la vida— anticipa la verdadera falta de escrúpulos del personaje, dispuesto a todo por conseguir sus objetivos, al tiempo que la danza bajo la lluvia de Joe MacMillan nos ofrece pistas sobre los orígenes del personaje.

Sin embargo, uno tiene la sensación de que esa atmósfera perturbadora, enfermiza, que conseguía mantenernos en tensión a pesar del ritmo pausado de la narración, se ha ido difuminando a medida que avanzábamos hacia el final de temporada y era pertinente cerrar tramas. En los últimos episodios, apenas un par de momentos han recuperado ese tono: el descubrimiento por parte de Joe del Macintosh y la quema de la furgoneta cargada con los primeros portátiles Giant. Más allá de esas escenas puntuales, la serie se ha dedicado a darle vueltas a una trama empresarial bastante previsible —sabíamos, desde el inicio, que estábamos ante la historia de un fracaso que se materializaría con la aparición del Apple Macintosh (1984)— dejándonos con la sensación de que la narración se volvía cada vez más convencional.

Otra cuestión que no hay que olvidar es la apuesta que ha hecho Halt and Catch Fire por sus cuatro protagonistas. Tiene mucho mérito plantear un drama con un número tan reducido de personajes y salir airoso del experimento. Estamos acostumbrados a que la mayoría de series —aquí la excepción más reciente y brillante sería Breaking Bad— se sirvan de un reparto numeroso que les proporciona múltiples líneas argumentales. Halt and Catch Fire, por su parte, ha utilizado esa autoimpuesta limitación como un recurso más a la hora de generar una atmósfera densa y, a ratos, claustrofóbica.

Más allá de lo anterior y en líneas generales, los personajes están desarrollados con oficio. La evolución de Gordon de pobre infeliz a cabrón codicioso está bien contada y las dos protagonistas femeninas —Cameron Howe y Donna Clark— acaban revelándose como las personalidades más complejas e interesantes, a pesar de que en el tramo final de la temporada sus motivaciones hayan parecido difusas en determinados momentos. Por ejemplo, resulta un tanto exagerada la reacción de Cameron ante el cambio de última hora de su sistema operativo por MS-DOS. Joe MacMillan, por su parte, ese trasunto de Don Draper pasado por el tamiz de Bret Easton Ellis, es el único personaje con el que tengo ciertos reparos. Por un lado, a menudo Joe ha mostrado demasiado sus cartas en momentos que requerían más sutileza. Por el otro, ese personaje que la serie nos presentó como una bomba de relojería con traje de Armani, ese gran manipulador, ha terminado siendo mucho más inofensivo de lo esperado, o al menos ésa es la sensación que ha dejado hasta el momento. Veremos cómo evoluciona de cara a una segunda temporada —con el permiso de AMC, claro está.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s